En Irlanda hay un programa del departamento de educación, para niños que se encuentran dentro del espectro autista y no están todavía escolarizados en un colegio, llamado Home Tuition. En este programa trabajo como tutora, desde que obtuve mi número de registro en el Teacher Council.

Es un trabajo similar al que realizaba en las aulas TEA en España, pero con un contacto más directo con las familias y su día a día. Trabajo dentro del hogar, donde el niño se siente más cómodo y aprovecho su entorno cercano para que los aprendizajes sean realmente significativos. Así mismo creo actividades con materiales personalizados y adaptados a las necesidades, teniendo en cuenta, sobre todo, la importancia de la comunicación, las relaciones sociales y la integración sensorial del alumnado.